El Poder Ejecutivo demora en promulgar u observar la norma que delimita sus facultades ante el Congreso. El plazo vence el jueves 7.

Fuente: El Comercio – Suscripción

El Congreso aprobó una norma que regula la cuestión de confianza en setiembre pasado, pero el Ejecutivo aún no anuncia si la promulga o la observa.

El plazo legal para que el presidente Pedro Castillo promulgue u observe la ley que regula el uso de la cuestión de confianza vencerá este jueves 7 de octubre. De entrar en vigencia, impediría que el primer ministro Guido Bellido emplee ese mecanismo a favor del ministro de Trabajo, Iber Maraví; por ello, el mandatario aún no se pronuncia.

La ley se encuentra en Palacio de Gobierno desde el 16 de setiembre, y el Legislativo prevé que “por estrategia política” el presidente esperará hasta este jueves para observarla, señalaron fuentes parlamentarias.

Como respuesta, el vocero de Renovación Popular, Jorge Montoya, indicó que la moción de censura contra Maraví, que provocaría la presentación de una cuestión de confianza, recién sería presentada el mismo jueves. A la par, el Congreso aceleraría la promulgación de la norma por insistencia.

El exministro de Justicia Víctor García Toma aseguró a El Comercio: “Es un tema de calendario, de plazos, para saber si se aplicará o no la ley de desarrollo de la cuestión de confianza. Si se aplica, la cuestión de confianza del Ejecutivo no estará conforme a lo que la ley señala”.

Escenarios

Si Castillo observa la ley el jueves, esta retornará a la Comisión de Constitución del Congreso, que podrá recoger o rechazar las observaciones planteadas.

Ese grupo de trabajo lo preside la congresista Patricia Juárez (Fuerza Popular) y suele sesionar los martes.

El ex oficial mayor del Congreso César Delgado Guembes precisó: “La Comisión de Constitución podría convocar a una sesión extraordinaria para el viernes, aunque no ganaría mucho, salvo que se adelantara la sesión del pleno para el lunes o el martes de la próxima semana. Todo eso puede ocurrir. En ese caso, se promulgará por insistencia y se dirigirá el oficio al Ministerio de Justicia para la numeración de la ley y su publicación”.

Pero Delgado explicó que podría aparecer otro problema para la entrada en vigencia de la norma: “No sabemos cuánto tiempo podrá demorarse el Poder Ejecutivo en mandar publicar la ley”.

El ex oficial mayor explicó que el Congreso no tiene la competencia para numerar la ley y mandarla a publicar. Ese trámite administrativo lo realiza el Ministerio de Justicia.

“Antes hubo proyectos para que el Congreso tenga la facultad de ponerle número a la ley, pero esa iniciativa no ha prosperado. 

Esos proyectos se presentaron en el periodo de [Luis] Iberico [como presidente del Congreso]. Fue en ese periodo que el gobierno de Ollanta Humala demoró más en mandar publicar las leyes. En algunos casos hasta 70 días para una ley sobre la que el Congreso había insistido”, recordó.

Delgado y García Toma precisaron que un escenario como ese sería un abuso de autoridad. García Toma añadió que podría provocar la censura del ministro de Justicia, Aníbal Torres.

La ley en cuestión establece que el Ejecutivo no puede presentar cuestión de confianza por asuntos que “afecten los procedimientos y las competencias exclusivas y excluyentes del Congreso de la República y otros organismos constitucionalmente autónomos”.

Una de las competencias del Parlamento es la facultad de censurar a Maraví u otro ministro.

“El ministro Maraví sería censurado no por el manejo de la política general del sector Trabajo, sino por su inconducta personal, que no lo hace idóneo para el desempeño de una cartera ministerial”, dijo Delgado Guembes.

Al titular de Trabajo se le cuestiona por atestados policiales de la década de 1980 que lo vinculan con atentados de Sendero Luminoso, y por su relación con el Conare-Sutep, movimiento radical del magisterio vinculado al brazo político de Sendero Luminoso: el Movadef.

Las discrepancias entre el Ejecutivo y el Congreso por el uso de la cuestión de confianza y la ley que la regula continuarían más allá de lo que suceda en el Caso Maraví.

El abogado Erick Urbina precisó que el Ejecutivo puede presentar una acción de inconstitucionalidad contra la norma si se aprueba por insistencia.

“Pero hasta que el Tribunal Constitucional resuelva, se presumirá la constitucionalidad de esa ley, así que el Congreso podría desestimar una cuestión de confianza que pretenda limitar el uso de un mecanismo de control político, como es la censura”, precisó Urbina.

Datos

  • La Comisión de Constitución tiene en agenda un predictamen que modifica la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo.
  • Entre otros temas, este predictamen plantea que la cuestión de confianza que presente el primer ministro a nombre de todo el Consejo de Ministros debe ir acompañada del acto del acuerdo respectivo.
  • La semana pasada, la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, reveló que la opción de presentar una cuestión de confianza por Maraví no fue discutida en la última sesión del Consejo de Ministros. “No se tocó el tema de la confianza y ayer [el miércoles 29 de setiembre] en la conferencia de prensa lo dijo el señor Bellido. Habría que preguntarle al señor Bellido por qué tocó el tema cuando aún no se había abordado en el momento que hemos estado todos los ministros”, dijo.