La líder alemana no es la única en Europa que ha criticado la actuación de la popular red social.

Fuente: La Vanguardia

La canciller alemana, Angela Merkel, considera “problemático” el cierre de cuentas en redes sociales del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, por decisión de las operadoras Twitter y Facebook, en tanto que afecta al “derecho fundamental a la libre expresión”. Según Merkel, esa tarea corresponde al legislador, no a la cúpula directiva de las empresas.

La crítica de la líder alemana al veto a Trump en las redes ordenado por las propias compañías después del asalto al Capitolio, llegó ayer por boca del portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, quien fue preguntado al respecto en una rueda de prensa rutinaria en Berlín. “Es posible interferir en la libertad de expresión, pero solo según la ley y dentro del marco definido por el legislador, no por decisión de la dirección de plataformas de redes sociales”, detalló Seibert. “Por ello –dijo–la canciller ve problemático que las cuentas del presidente estadounidense en las redes sociales estén cerradas de modo permanente”.

El portavoz recordó que “la libertad de expresión es un derecho fundamental de importancia elemental”, y que, si bien las plataformas “tienen una gran responsabilidad” al respecto y “no deben permanecer inactivas” ante contenidos de odio o de violencia, debe ser el legislador quien defina el marco. Alemania tiene desde el 2018 una ley contra el discurso de odio en línea. En cualquier caso, Seibert aplaudió la práctica corporativa previa en redes de apostillar los mensajes de Trump con notas avisando de la posible no veracidad de sus afirmaciones.

El pasado viernes, dos días después de que una turba de seguidores trumpistas asaltara el Capitolio cuando en su interior se procedía a ratificar la victoria electoral del demócrata Joe Biden, Twitter anunció la suspensión permanente de Trump de su red por “riesgo de más incitación a la violencia”. Facebook le suspendió la cuenta el pasado jueves, en principio hasta el 20 de enero, día de la toma de posesión de Biden, pero la suspensión podría adquirir carácter indefinido. Otros servicios como Snapchat o Twitter también suspendieron por tiempo indefinido los perfiles del actual inquilino de la Casa Blanca.

La líder alemana no es la única en Europa que ha criticado la actuación de Twitter, un reflejo de la preocupación a este lado del Atlántico por el creciente poder de las plataformas de redes sociales. El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, mostró su perplejidad por una decisión “sin control legítimo y democrático”. El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, dijo que la regulación de temas digitales “no puede ser realizada por la propia oligarquía digital”.

Como consecuencia de ello, las acciones de la empresa que tiene a Jack Dorsey como consejero delegado bajaban ayer un 5,3% en un contexto de bajada generalizada en Wall Street e inquietud por una futura regulación del sector.