La legalización busca “la disminución del mercado ilegal del cannabis psicoactivo y, con ello, del crimen organizado, la corrupción y la violencia”.

Fuente: Deutsche Welle

El Senado de México aprobó este jueves (19.11.2020) la legalización de la marihuana para usos médico, recreativo, científico e industrial con la intención de disminuir la violencia derivada del narcotráfico.

“Tiene como objetivo fomentar la paz y la seguridad de la sociedad, contribuyendo en la disminución del mercado ilegal del cannabis psicoactivo y con ello, del crimen organizado, la corrupción y la violencia”, reportó el Senado en un comunicado.

La Ley general para la regulación del cannabis fue aprobada con 82 votos a favor, 18 en contra y 7 abstenciones, pero aún será analizada y discutida por la Cámara de Diputados a más tardar el 15 de diciembre próximo.

Con el dictamen aprobado quedaría “permitido a personas mayores de edad consumir cannabis psicoactivo, siempre que no se realice frente a alguna persona menor de dieciocho años o cualquier otra imposibilitada para manifestar expresamente su consentimiento”, establece el documento.

Sin embargo, la portación se limita hasta ahora a cinco gramos por persona, y con el dictamen aprobado por los Senadores aumenta a 28 gramos. Si el portador lleva de 28 a 200 gramos sería objeto de multas, y con más de 200 gramos podría ser procesado penalmente.

Quienes sean consumidores podrían sembrar -por persona- seis plantas en sus casas para autoconsumo y ocho en caso de que viva con alguien más. Si el dictamen -que fue votado en contra en el Senado por el conservador Partido Acción Nacional- es aprobado por la Cámara de Diputados deberán pasar seis meses para que entre en vigor.

En noviembre de 2015, la Suprema Corte falló por primera vez a favor de permitir todas las actividades relacionadas con el uso lúdico de marihuana para personas adultas, salvo su comercialización. Hasta finales de 2018, había emitido cinco sentencias similares sentando jurisprudencia.