La vacuna monodosis desarrollada por la compañía Johnson & Johnson (J&J) contra la COVID-19 arroja resultados positivos en Sudáfrica y EE. UU. contra las variantes delta y beta.

Fuente: Deutsche Welle

Johnson & Johnson anunció este jueves (01.07.2021) que su vacuna anticovid, de una sola dosis, es efectiva contra la variante delta, altamente contagiosa, con una respuesta inmune que dura al menos ocho meses.

Los anticuerpos y las células del sistema inmunológico de ocho personas inoculadas con la vacuna de J&J neutralizaron eficazmente la cepa delta, identificada por primera vez en India, según los investigadores. 

Un segundo estudio con 20 pacientes vacunados en el Centro Médico Beth Israel de Boston tuvo resultados similares.

Respuesta de anticuerpos “mejora con el tiempo”

“Creemos que nuestra vacuna ofrece una protección duradera contra el COVID-19 y provoca una actividad neutralizante contra la variante delta”, dijo, por su parte, Paul Stoffels, director científico de J&J, en un comunicado de la compañía.

Mathai Mammen, director del Centro de Investigación y Desarrollo Janssen de Johnson & Johnson, señaló que los datos “de los ocho meses estudiados hasta ahora” muestran que la vacuna de J&J “genera una fuerte respuesta de anticuerpos neutralizantes que no disminuye, sino que observamos una mejora con el tiempo”. 

Buenos resultados en Sudáfrica

Por otra parte, la doctora Glenda Gray, presidenta del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica (SAMRC, siglas en inglés), indicó en una rueda de prensa este viernes que los estudios realizados en el país demuestran una “duración sorprendente” de la respuesta inmune de la fórmula monodosis, aunque hay que seguir monitoreando su evolución ya que hasta ahora tienen datos de un periodo de ocho meses. 

“En conclusión, la vacuna J&J funciona bien en Sudáfrica con la difícil variante beta que tenemos. Todos los datos que hemos visto revelan una buena respuesta inmediata y sostenida contra la variante delta y vemos una duración sorprendente (de la respuesta inmune para una sola dosis)”, señaló Gray.

Estos datos vienen avalados tanto por estudios de laboratorio como por el bajo número de infecciones graves detectadas entre los trabajadores sanitarios sudafricanos a los que se les administró la monodosis de J&J como parte de un gran estudio de aplicación iniciado por SAMRC a mediados de febrero pasado. 

Del casi medio millón de personas inmunizadas bajo esa iniciativa, solo un 1 % se infectó y, del total de esos contagios, el 98 % supuso enfermedades “suaves”; el 4 % de los infectados tuvo síntomas moderados y solo el 2 % desarrolló un cuadro grave.

Los datos recopilados por SAMRC, además, apuntan a que la fórmula desarrollada por la farmacéutica Janssen para J&J “funciona mejor”, recalcó Gray, contra la variante delta (la detectada por primera vez en la India) que contra la beta (identificada por especialistas sudafricanos a finales de 2020).

La variante delta se abrió paso en India en abril y mayo y desde entonces se ha extendido por todo el mundo. 

Un informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) estimó que esta cepa más contagiosa podría llegar a representar el 90% de los casos nuevos en la Unión Europea para fines de agosto.