El Ministerio de Transportes y Comunicaciones dio a conocer la inversión programada para las obras de este año. ¿Qué dicen los expertos?

Fuente: El Comercio

La inversión total que realizará Lima Airport Partners (LAP), concesionario del Aeropuerto Jorge Chávez, será de US$1.500 millones. (Foto: GEC)

Para la ejecución de obras en los aeropuertos del Callao, Chiclayo y Piura, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) anunció que se tiene previsto una inversión de US$389,3 millones (S/1.400 millones) durante el presente año. La inyección de este capital se realizará mediante Asociaciones Público-Privadas (APP), y se estima que dará empleo a 2.655 personas.

Aquí se incluye la ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez (AIJCH), que consiste en la construcción de la segunda torre de control y el movimiento de tierras para la segunda pista de aterrizaje. Las obras significarán una inversión de US$315 millones (equivalente a S/1.134 millones).

¿Para cuándo se estima que estarán estas obras? Augusto Villanueva Llaque, socio de Villanueva – Llaque Abogados y experto en estructuración y ejecución de Asociaciones Público-Privadas (APP), aclaró que de acuerdo con la Adenda No. 7 al Contrato de Concesión del Aeropuerto Jorge Chávez, se fijaron plazos para que el concesionario ejecute las mejoras obligatorias. Estos son, cuatro años para la puesta en operación de la segunda pista de aterrizaje y seis años para la construcción y puesta en operación del nuevo terminal de pasajeros.

“En tal sentido, la segunda pista de acuerdo con el contrato se encontrará en operación en octubre del 2022, mientras que el nuevo terminal de pasajeros se encontrará en operación en octubre del 2024”, manifestó Villanueva.

A su vez, mencionó que la inversión total que realizará Lima Airport Partners (LAP), concesionario del aeropuerto, será de US$1.500 millones. Para las mejoras obligatorias, en el 2021 se invertirán aproximadamente US$315 millones, mientras que a octubre del 2022 se invertirán aproximadamente US$300 millones adicionales. La diferencia del monto total de inversión se ejecutará en el transcurso que dure la construcción de las mejoras obligatorias que comprenden el proyecto de ampliación del AIJCH.

Villanueva precisó que el ‘Lado Aire’ comprende la segunda pista de aterrizaje, la que tendrá 3.500 metros de largo por 45 metros de ancho, una nueva torre de control de 65 metros de altura, una plataforma de avanzada de 600 mil m2, 10 kilómetros de calles de rodaje y 64 posiciones adicionales de parqueo de aeronaves.

Mientras que el ‘Lado Tierra’ contará con un nuevo terminal de pasajeros de 250 mil m2 aproximadamente, con capacidad para 35 millones de pasajeros al año.

Por su parte, Alberto Ñecco, exdirector ejecutivo de ProInversión, comentó que espera que no haya retrasos tanto en la pista como la torre de control, ya que ambos fueron adjudicados por LAP en procesos de contratación privados en el 2020.

“Lo que, según entiendo, aún no tiene fecha de inicio es la construcción del nuevo terminal, hasta donde sé, aunque es probable que esto haya cambiado. Hasta fines del 2020 el MTC aún no respondía a LAP sobre la postergación del inicio de construcción del terminal y por ello LAP no iniciaba las obras”, añadió el especialista en infraestructura.

Con respecto a los terminales de Chiclayo y Piura, precisó que se tratan de APP otorgadas en el 2006 como parte del primer paquete de aeropuertos regionales. Las ampliaciones se van a realizar a través de los concesionarios existentes, y no son nuevas APP, refirió Ñecco.