El investigador Mirko Zimic señaló que la implementación de dicha planta en un gran paso en la elaboración de la vacuna, ya que representa un ahorro en la ejecución del proyecto.

Fuente: Diario Gestión

El proyecto de la vacuna peruana contra el COVID-19 es impulsada por el laboratorio Farvet. (Difusión)

Mirko Zimic, biofísico de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, anunció que se ha dado un gran paso en el proyecto de elaborar en el país una vacuna contra el coronavirus (COVID-19), pues se ha confirmado la futura construcción de un laboratorio con certificado de buenas prácticas de manufactura, lo que permitirá una producción masiva de dosis.

En diálogo con Canal N, el investigador detalló que el laboratorio Farvet, a cargo del proyecto, cerró hace dos semanas un contrato con una empresa europea para la implementación de dicha planta en Chincha, Ica, lo que representa un ahorro de recursos en la elaboración de la vacuna.

El trato es tener en Perú, en Chincha, para fines de mayo un laboratorio BPM modular integrado por cuatro contenedores con capacidad de producción de una vacuna viral, tipo la vacuna intranasal que en este momento está siendo evaluada en los ensayos de desafío”, expresó Zimic.

Detalló que la validación de la planta tomaría un mes y pronosticó que a fines de julio se estaría produciendo entre 15 a 20 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19. Por ello, señaló que, hasta esa fecha, ya deberían concluir los estudios preclínicos y en humanos.

Las características de la planta modular BPM (es que) podría producir entre 15 o 20 millones de dosis mensuales, a un costo de fracciones de dólar por dosis. Es la ventaja de esta vacuna intranasal, que no solo es fácil y rápida de producir, económica, sino que también la manera cómo se aplica es sumamente sencilla”, indicó Zimic.

Remarcó que en la fase de pruebas en humanos participarían 12 mil voluntarios y que se necesita un financiamiento de 20 millones de dólares. Aseguró que actualmente el apoyo estatal “ha quedado en stand by”, pero que existe la posibilidad de que se concrete en caso se demuestre que “esta vacuna ha funcionado razonablemente bien en la fase preclínica en animales”.