Restaurantes consideran imposible trabajar con el 30% de aforo y con el nuevo horario de toque de queda, que iniciará desde el 1 de marzo a las 9:00 p.m.

Fuente: Suscripción Diario Gestión

Restaurantes. (Foto: GEC)

A partir del lunes 1 de marzo regirán nuevas medidas en el país en la que se contempla el reinicio de algunas actividades, tales como los restaurantes. Sin embargo, los gremios de esta actividad económica consideraron que estas medidas agudizan más el sector, el cual no logra recuperarse desde el año pasado. 

En el caso de los restaurantes, desde el 1 de marzo el delivery en las regiones en nivel de alerta extremo estará permitido de lunes a domingo, pero solo entre las 04:00 a.m. y las 11:00 p.m. y ya no las 24 horas como estaba establecido. En tanto, se permitirá en los restaurantes y afines un aforo mínimo de 30% en zonas internas con ventilación. 

De igual manera, Bermúdez señaló que, a partir del lunes 1 de marzo, habrá inmovilización social solo de 9:00 p.m. a 4:00 a.m. y los días domingos, es decir, el domingo 7 y 14 de marzo. 

En diálogo con Gestión.pe el representante de la Unión de Gremios y Asociaciones de Restaurantes del Perú, José Luis Silva Martinot, indicó que el hecho de iniciar el toque de queda a las 9:00 p.m. tiene una serie de efectos, siendo el primero de ellos, que ese horario impide a los restaurantes trabajar el turno noche.

“Al ser el toque a las 9:00 pm la gente tiene que salir corriendo a los paraderos a las 7:00 p.m. y se crea una congestión en los paraderos. A esa hora los buses están repleto y eso promueve el contagios. Entonces los restaurantes no podrán trabajar en el turno de la cena y los trabajadores (de los restaurantes) estarán más aglomerados y se van a contagiar”, dijo al precisar que el toque de queda debería iniciar a la media noche. 

De igual manera indicó que la inmovilización social solo los días domingos y un aforo reducido 30% -en donde solo se tiene previsto atender el horario del almuerzo-; impactan en la facturación de los restaurantes. 

“La reapertura al 30% de aforo, el no poder brindar los servicios de cena y no brindar servicios los domingos implica una facturación en salón del 10% o menos (…) Estas medidas están agudizando y agravando más este sector”, apuntó. 

Se vienen más cierres

Por su parte, Blanca Chávez, presidente de la Asociación Peruana de Hoteles, Restaurantes y Afines (AHORA), consideró imposible trabajar con el 30% de aforo y sumado a ello, no se podrá trabajar los días domingos. 

“Es una situación muy complicada. Estoy pensando seriamente en no abrir el restaurante El Rocoto (del cual es dueña) porque con esas dos medidas no nos conviene, y ese es el sentir de muchos dueños de los restaurantes”, sostuvo. 

Agregó que si bien a la fecha ya habían quebrado unos 700,000 restaurantes con estas medidas la cifra aumentará y bordearía los 800,000 restaurantes

“Esto es lo último que faltaba. Ya estábamos agonizando y este fue el toque para morir”, dijo. 

Tanto Chávez como Silva coincidieron en que el despacho de delivery que a partir del lunes solo se permitirá hasta las 11:00 p.m. no tendrá mucho impacto ya que hasta el momento la entrega de comida solo se realizaba hasta las 10:00 p.m. 

Es preciso mencionar que de acuerdo a cifras del INEI, el sector restaurantes registró una caída de 46.95% durante el 2020. Al desagregar por sectores se revela que solo el grupo de restaurantes presentó una caída de 48.20% debido a la menor actividad económica en los establecimientos de pollerías, restaurantes, comidas rápidas, chifas, café restaurantes, cevicherías, restaurantes turísticos, carnes y parrillas y sandwicherías. 

De igual manera, el suministro de comidas por encargo (catering) cayó 93.28% por menores requerimientos del servicio de preparación y distribución de alimentos para eventos sociales públicos y privados