Invertir en la promoción del turismo interno debe ser una de los primeros puntos por abordar, para ello se requeriría del 10% de este presupuesto, señala Canatur. Para Apavit otra de las acciones sería desarrollar un nuevo plan de Reactiva dirigido a las agencias de viajes.

Fuente: El Comercio – Suscripción

Con la asunción del nuevo gobierno, las promesas –por parte del presidente, Pedro Castillo– no se hicieron esperar. Es así que, entre las medidas anunciadas para la reactivación de la economía del país, propuso destinar al sector turismo un fondo de S/ 500 millones.

Ante este incremento en el gasto público, ¿qué es lo que debe priorizar el Mincetur y cuál será el impacto en la industria? Carlos Canales, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) señala que una de las principales acciones es concentrar un mayor esfuerzo en la promoción del turismo interno y la habilitación de accesos u obras que permitan su dinamismo en el corto plazo. Así, de los S/ 500 millones, por lo menos un 10%, es decir, S/ 50 millones, debe ser destinado para este fin, estima.

Ricardo Acosta, presidente de la Asociación Peruana de Agencias de Viaje y Turismo (Apavit), coincide en que es necesario Invertir también en la infraestructura existente, modernizándola para ofrecer locales cómodos de garantía que cumplan con los protocolos de sanidad; en seguridad terrestre, un punto principal para ofrecer las condiciones básicas para crear la confianza del público en general y en centros de salud, los cuales serían de gran apoyo.

Asegura que el turismo externo aún va a estar rezagado hasta el 2023, por ello la única forma de avanzar es enfocarse en el turismo doméstico. “Promperú, ni ningún gobierno regional o local ha puesto el foco en promover los destinos nacionales y este fondo adicional da la oportunidad de destinar estos recursos en campañas muy activas de promoción durante los próximos 18 meses”, comenta.

Explica que, el sector está pasando por una situación complicada como es la disminución del turismo receptivo (externo), puesto que para este año se calcula que el país solo recibirá entre 320.000 y 350.000 turistas extranjeros, lo cual representa entre el 5% y 7% de los viajeros recibidos en el 2019, año en el que se llegó a 4,4 millones. Recuerda que solo hasta julio han llegado alrededor de 100.000 turistas.

No obstante, el Mincetur es mucho más optimista porque estima llegar a 450.000 viajeros (el 50% del año 2020 y el 10% respecto al 2019).

Turismo interno

Mientras que, en el caso del turismo interno con campañas de promoción masivas y fuertes de los diferentes destinos y con la inversión pública se podría llegar a los 10 millones de viajes, estima Canales.

Para ello, tanto el sector público como el privado deben trabajar de la mano, de forma articulada, donde la postura de este último esté orientada a reducir precios y a hacer ofertas atractivas a la medida del turista local, ya que hay empresas que han estado muy enfocadas en el turista extranjero con precios acorde a esos bolsillos y no a la realidad peruana, sostiene.

El turismo interno siempre ha sido muy caro porque ha estado orientado a los extranjeros, pero hoy en día, que no tenemos este tipo de turistas, es necesario revertir la matriz y pensar en el turista nacional. Por eso, por ejemplo, Machu Picchu hoy cuesta la mitad respecto a épocas prepandemia, lo que lo hace más atractivo”, anota.

Precisa que el sector privado está haciendo el esfuerzo para incrementar el turismo en el país, pero lo que se tiene que hacer es organizar la oferta y hacerla conjunta (público-privada) para promover los diferentes destinos del Perú.

En el 2019, se realizaron 48 millones de viajes y en el 2020 fue poco menos de 15 millones.

Indica que también se tendrá que trabajar con las autoridades para incrementar los aforos, ya que en el caso de Machu Picchu el aforo es de 40%, cuando bien podría ser de 70%, debido a que no es un destino masivo, tiene tres horarios y las personas están al aire libre.

Otras acciones

Acosta afirma que la propuesta del Gobierno es interesante, la cual podría ser aplicada en un nuevo plan de Reactiva dirigido a las agencias de viajes, lo que contribuiría para la reactivación de estas empresas, pudiendo retomar al personal que se encuentra en suspensión perfecta, así como readmitir a los colaboradores que, por falta de actividad, no se les renovó el contrato.

Además se podría generar incentivos especiales a los viajeros que realizan viajes dentro del país a través de una agencia, otorgando bonos por el valor de 50% en vales para ser utilizado en un próximo viaje, esto incentivaría el turismo interno y daría pie a la reactivación de muchos negocios dependientes del turismo.

También sería posible subvencionar un 25% de los paquetes nacionales ofrecidos por las agencias de viajes registradas en el Mincetur.

Las agencias de viajes, con mucho esfuerzo, y los pocos recursos que tenemos después de la crisis por la que estamos atravesando, estamos promocionando las diferentes ciudades del Perú, así como diferentes destinos en el extranjero con el fin de ir reactivando, para ser un gran generador de empleos a todo nivel”, asevera.

El Estado por cada dólar que invierte recupera 20 veces su presupuesto, resalta Canales. “En S/ 500 millones bien invertidos se inyectarían S/ 10.000 millones a la economía, solo en impuestos ascendería a S/ 1.800 millones”, acota.

Proyectos de largo aliento

Del mismo modo, en el discurso presidencial por Fiestas Patrias, se mencionó que se impulsarán iniciativas privadas para la construcción del Tren Grau, que conectaría la costa del país, desde Tumbes a Tacna, y del Tren Inca, que uniría la sierra entre Cajamarca y Puno.

Al respecto, Canales saluda la intención de plantear estos dos megaproyectos; sin embargo, sostiene que son de largo aliento, ya que si se ejecutan tomarían entre cinco y siete años en hacerse realidad, porque se tienen que hacer expropiaciones, liberaciones de interferencia, entre otros.