Juntos por el Perú evaluará retirar a seis candidatos con antecedentes, mientras que Somos Perú postulaba a un sentenciado por peculado que ya fue excluido. Especialistas proponen que partidos utilicen minería de datos para conocer a fondo a sus postulantes.

Fuente: El Comercio

En total, 215 candidatos al Congreso, la Presidencia y el Parlamento Andino cuentan con antecedentes. (Imagen: El Comercio)

Con la colaboración de Isabel Ayma

Los procesos internos que realizaron los partidos políticos para seleccionar a sus candidatos a la Presidencia, el Congreso y el Parlamento Andino no fueron eficientes. Varias agrupaciones no estaban al tanto de la presencia de postulantes con antecedentes penales o civiles en sus listas, y otras pasaron esa información por agua tibia.

Juntos por el Perú (JP) evaluará retirar a seis candidatos con antecedentes luego de que El Comercio publicara sus nombres, anunció el personero legal de esa agrupación, José Boza.

Detalló que convocará al Comité Ejecutivo Nacional de JP para analizar los casos y pedirá que los involucrados remitan información al partido.

“A los candidatos se les pidió su certificado de antecedentes penales. La recomendación política fue que no tengan este tipo de problemas penales o civiles. Ahora nos topamos con esta sorpresa de seis candidatos”, agregó.

En Alianza para el Progreso, el congresista y vocero de bancada César Combina dijo que “se ha hecho el mayor de los esfuerzos” para evitar postular a candidatos cuestionados. El partido tiene 16 postulantes con antecedentes.

“A nivel de las coordinaciones políticas, en cada una de las regiones se ha hecho el mayor de los esfuerzos. Ya en este momento los candidatos directamente […] deben responderle a la ciudadanía por su situación”, dijo.

El abogado José Manuel Villalobos, especialista en derecho electoral, precisó que, salvo excepciones, legalmente pueden seguir en carrera electoral los candidatos que ya cumplieron sus condenas.

En tanto, Somos Perú desconocía que Édgar López Quilca (postulante por Junín) tiene una sentencia firme por peculado, aseguró Daniel Salaverry este lunes.

“De acuerdo a la normatividad, será excluido de la campaña. Qué bien que sea así. Hay que actuar con la mayor transparencia posible”, dijo en conferencia de prensa.

La candidatura de López ya fue declarada improcedente por las autoridades electorales. Hay otros 12 candidatos de Somos Perú con antecedentes por distintos delitos.

Justificaciones

El caso de Unión por el Perú es atípico. Se trata del partido que presenta la mayor cantidad de postulantes con antecedentes (24), pero su secretario general, el congresista José Vega, respalda todas las candidaturas.

“Ninguno de ellos ha robado al Estado ni ha chocado con recursos públicos”, dijo.

Sobre sus candidatos con proceso civil por alimentos (declarados fundados o en conciliación), dijo que “si tienen alguna cuenta pendiente con la justicia, no los vamos a blindar”.

En Acción Popular, este Diario detectó 15 postulantes con antecedentes. El candidato presidencial de ese partido, Yonhy Lescano, confesó que “no se ha podido hacer una revisión de los miles de precandidatos que se han presentado a elecciones internas […] de tal manera que siempre por ahí se escapa”.

En tanto, Victoria Nacional, que postula a 11 candidatos con antecedentes, aseguró que todos pasaron por la Ventanilla Única antes de las elecciones internas, y esa plataforma no alertó de irregularidades.

“Hemos visto la portada de El Comercio. Son candidatos que ya están rehabilitados. Ninguno fue condenado por un delito por corrupción, que sí le daría un impedimento para postular”, dijo el personero legal, Milko Amesquita.

Fuerza Popular postula a 8 candidatos con antecedentes, incluso por violencia familiar.

El secretario general de ese partido y candidato a la primera vicepresidencia, Luis Galarreta, dijo que pedirá explicaciones internamente. ”Hemos hecho entrevistas a las casi 400 o 500 personas que querían postular. […] Eso de maltrato familiar me gustaría saber, pedir explicación a la persona encargada”, aseguró.

El Partido Morado, que tiene 13 candidatos con antecedentes, aseguró que todos sus candidatos fueron filtrados mediante la Ventanilla Única, pero “lamentablemente mucha de esta información no está consignada”.

Esas personas no figuran con sentencias penales. […] Las sentencias civiles [tampoco] figuran en la Ventanilla Única. La información no es pública. Lamentablemente toca que en el próximo Congreso se hagan las reformas para que esta información sea pública y nos permita a los partidos hacer los filtros”, dijo el secretario general, Rodolfo Pérez.

Agregó que el partido evaluará cada caso para tomar una decisión.

“Hay improvisión y falta de recursos tecnológicos”

Alejandro Rospigliosi, abogado especialista en derecho electoral, señala que “hay mucha improvisión entre los partidos políticos, que no conocen a sus pre candidatos, no siempre usan la plataforma que el Jurado Nacionales de Elecciones (JNE) les da [la Ventanilla Única] y no usan la minería de datos”.

En esa línea, apunta que en nuestro país, los partidos no se dan el trabajo de contratar empresas de ‘data mining’ (minería de datos) para revisar a sus precandidatos y decidir si participan en sus elecciones internas.

Las herramientas tecnológicas les permitiría reducir la asimetría de la información. En Colombia, Chile y otros países de Latinoamérica ya se hace, y los partidos saben si sus candidatos se han pasado una luz roja. ¿Por qué en el Perú no se realiza esa tarea?¿Van a sacar a candidatos a última hora? Eso nuevamente demostraría improvisación e irresponsabilidad en los partidos”, agrega.

En tanto, José Tello, abogado especialista en derecho electoral, señala que no existe una base de datos eficiente en el sistema de justicia “ni hay respuesta oportuna del Poder Judicial en torno a la información sobre los candidatos”.

De acuerdo con Tello, la Ventanilla Única no cuenta con información precisa que permita hacer un filtro adecuado. “Cuando se trata de sentencias, en el Perú cualquier partido político depende de la transparencia de sus postulantes, y no logra controlar este tema. Cualquier candidato se puede vender super bien y mostrar que no figura nada en sus antecedentes penales. Sin embargo, resulta que hace 20 años tuvo un proceso por peculado en Junín, por ejemplo, y está impedido de postular”.

“Esto pasa elección tras elección”, añade Tello.