La mayoría de bancadas ya tiene definido a sus portavoces. Incluso algunos ya tienen sus preferencias respecto a las comisiones que buscarán presidir para el nuevo periodo que arranca el próximo 26 o 27 de julio. En la Mesa Directiva, se perfilan nombres.

Fuente: El Comercio

Las bancadas del nuevo período 2021-2026 han empezado con las definiciones de sus vocerías con miras a las negociaciones de la primera Mesa Directiva y la instalación que se realizará entre el 26 y 27 de julio próximo. Algunos nombres salen a la palestra en busca de la presidencia del Parlamento.

Perú Libre, el partido con el que postuló Pedro Castillo, fue la primera bancada en nombrar a sus voceros a finales de mayo. En una elección interna, la facción allegada al líder del partido, Vladimir Cerrón, logró imponer a sus candidatos: Betssy Chávez (Tacna) y Jaime Quito (Arequipa). La primera es una secretaria regional del partido, y el segundo el candidato más votado de Perú Libre. Sin embargo, la vocera titular renunció este 16 de junio al cargo.

En reemplazo de Chávez ingresó Alex Paredes (Arequipa), legislador vinculado a la facción del magisterio. Tal como había informado este Diario, la facción de Vladimir Cerrón se había impuesto en la elección interna de los voceros pero, con el transcurrir de las semanas, la situaciones se volvieron tensas y tuvieron que ceder un puesto al grupo de docentes. “Son cuestiones normales de trabajo interno”, refirió el vocero alterno Quito al ser consultado.

Fuerza Popular, el partido de la candidata Keiko Fujimori, prefirió dejar esta elección para el final. Con todos sus congresistas concentrados en la campaña de segunda vuelta, la nueva bancada fujimorista no ha definido a sus voceros. Tres nombres se vocean para la vocería: Hernando Guerra-García (Lima), jefe del plan de gobierno; Patricia Juárez (Lima), candidata a segunda vicepresidenta; y Martha Moyano (Lima), una de las más experimentadas en el grupo parlamentario.

Acción Popular y Alianza para el Progreso han definido su terna de voceros hasta con tres miembros: 1 titular y dos alternos. Todos ellos de provincias. En el caso del partido de la lampa, las vocerías se definieron por elección interna donde se impuso como titular Carlos Zeballos, legislador de Puno vinculado a la facción “Lescanista”. Fuentes de la bancada indicaron que, en la reunión de elección, todos se comprometieron a trabajar en conjunto y sin diferencias marcadas, como se observaron en el actual período 2020-2021.

En el caso de APP, el portavoz será Eduardo Salhuana (Madre de Dios), quien ya ha sido congresista y ministro de Justicia durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

Renovación Popular tiene claro que su portavoz será Jorge Montoya (Lima), pese a la polémica en la que se encuentra por proponer que se anulen las elecciones, algo que es inviable y que -como propuesta- podría implicar un delito, según expertos. En el caso de Podemos Perú también tienen un nombramiento polémico, pues su vocero será José Luna (Lima), quien tuvo que pedir permiso a un juez para recibir sus credenciales pues se encuentra con detención domiciliaria.

“Por eso yo estoy alterno. Mientras él no pueda, yo lo voy a reemplazar. Estos nombramientos son porque él es el presidente del partido y yo el secretario general”, explicó Enrique Wong, el vocero alterno.

En busca de la otra presidencia

Tras la definición de las vocerías, lo que viene es la conformación de la Mesa Directiva. Por el momento, el bloque conservador parece tener los votos para ganar esa disputa que se define vía elección. Sin embargo, la mayoría de bancadas está a la espera de que se definan los resultados de la segunda vuelta, y esperan concretar sus fórmulas en dos semanas.

Jorge Montoya (Renovación Popular) adelantó, en mayo pasado, sus intenciones para ser el primer presidente del Congreso, pero tras su polémico pedido de adelanto de elecciones, sus posibilidades parecen haberse reducido, además de que su bancada solo tiene 13 votos. En Acción Popular (16 miembros), dos nombres han sido voceados en la interna: Ilich López (Acción Popular) y Maricarmen Alva (Lima). Mientras que en APP se han deslizado los nombres de Gladys Echaíz (Lima) y Roberto Chiabra (Lima).

Estas dos últimas bancadas consideran que pueden lograr la presidencia con los votos de Fuerza Popular, pero sin incluir a un miembro de su grupo en la fórmula. “Con los votos de Fuerza Popular, Alianza para el Progreso, Renovación Popular, y Avanza País suman 59 votos. Si sumas a Podemos y Somos Perú, se llega a 69 votos. Incluso se podría prescindir de Acción Popular si es que una parte de su bancada se fracciona a favor de Perú Libre”, explica una fuente relacionada a las negociaciones.

Del otro lado, los de Perú Libre vienen intentando conversar con otras bancadas, además de sus aliados de Juntos por el Perú. Por el momento, la principal apuesta es forjar alianzas con Podemos Perú y Somos Perú, dos bancadas que dejaron en libertad a su militancia en segunda vuelta. Perú Libre cuentan con 37 miembros que, junto a JPP, Podemos y Somos Perú sumarían un total de 52 votos. También esperan convencer al Partido Morado y llegar a 55 votos.

La clave entonces estaría en Acción Popular (16). Esto debido a que si, Perú Libre logra convencer a Podemos y Somos Perú, el bloque conservador (FP, APP, RP y Avanza País) sumarían solo 59 votos. Es decir, los 16 votos de la lampa inclinarían la balanza para una de las facciones. Cabe recordar que la presidencia del Congreso no depende del número de votos obtenidos por el congresista, pues en el periodo 2020-2021 fue elegido Manuel Merino, representante de Tumbes con poco más de 5 mil votos.

Las negociaciones que se empiecen a dar en las próximas tres semanas serán claves y uno de los puntos principales a tomar en cuenta serán las presidenciales de comisión, que suelen definirse como parte de los acuerdos para la Mesa Directiva. Al ser una composición tan fragmentada, las bancadas con menor número de miembros no logran cupo para conformar la Mesa Directiva, pero condicionan sus votos a cambio de presidencias de comisión claves para sus intereses.

El Partido Morado no podrá ser una bancada pues tiene tres miembros y se requieren de cinco para conformar un grupo parlamentario. Por ende, tampoco podrá acceder a la repartición de presidencias de comisión, salvo dos ocurran dos cosas: se unan a otro partido para integrar parte de su bancada, o la Junta de Portavoces tome un acuerdo para que un grupo parlamentario le ceda una presidencia.

Algunas bancadas tienen claros sus intereses. Perú Libre, según las fuentes consultadas, buscará presidir Educación, Presupuesto, Salud, Constitución y Energía y Minas. Alianza para el Progreso quiere mantener las presidencias de Salud y Constitución, y lograr además la de Trabajo. Por su parte, Acción Popular quiere seguir en Vivienda y Transportes.

Otras fuentes indicaron que Podemos buscará retener Defensa del Consumidor y Juntos por el Perú, querrá la Comisión de la Mujer, donde la vocera Ruth Luque cuenta con experiencia como asesora en periodos legislativos anteriores.

En la dinámica parlamentaria también exige la definición de otros cargos como la Junta Preparatoria que se encarga de la instalación del Congreso, la cual quedará conformara de la siguiente manera, según el reglamento del Congreso.