La única vez que postuló con logo propio fue en las elecciones congresales extraordinarias del 2020 y no logró pasar la valla electoral. Para el 2021, vuelve a apostar por una alianza con Alianza para el Progreso.

Fuente: Suscripción El Comercio

El PPC ocupó el puesto 11 en las elecciones al Congreso de enero último. Obtuvo el 3,99%. No pasó la valla. (Foto: Anthony Niño de Guzmán | GEC)

El Partido Popular Cristiano (PPC) es uno de los partidos más históricos que tiene el Perú, pero desde hace 35 años no puede hacer valer el peso de su logo propio. Para el proceso electoral 2021 postulará junto a Alianza para el Progreso y con ello sumará 35 los de postulaciones con alianzas electorales. 

La última vez que el PPC postuló a una elección presidencial con nombre propio fue en 1980. Su candidato fue el líder histórico Luis Bedoya Reyes acompañado en la plancha por Ernesto Alayza Grundy y Roberto Ramírez del Villar Beaumont. La fórmula pepecista quedó en tercer lugar con 9.57% de los votos válidos. 

Después de esa elección, el PPC suma dos procesos presidenciales donde no participó y seis donde postuló en alianzas electorales. Ninguna de estas alianzas electorales ganó la presidencia de la República, aunque en 1990 llegaron a la segunda vuelta electoral con el Fredemo, perdiendo ante Cambio 90 de Alberto Fujimori. 

El 2021 será la alianza electoral con APP será el número siete en el historial del PPC en estos últimos 35 años. 

En la elección del 2000, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) le retiró la inscripción al PPC por lo cual no pudieron postular ni a la presidencial ni a la congresal. 

Cinco años antes, en el proceso electoral 1995, el PPC lanzó la candidatura de Lourdes Flores Nano, pero poco tiempo después renunció para apoyar a Javier Pérez de Cuéllar quien postuló con Unión por el Perú. Pese a ello, sí presentaron candidaturas al Congreso. 

En las oportunidades que el PPC ha postulado con nombre propio en elecciones congresales, tampoco les ha ido bien. 

En la última elección congresal extraordinaria 2020 -tras la disolución del 30 de setiembre del 2019- el PPC decidió apostar por una postulación con su nombre y logo propio. No pasó la valla electoral y entre los que quedaron fuera del Parlamento, el PPC figura por debajo del partido izquierdista Juntos por el Perú. 

Viejos aliados 

Para el proceso general del 2021, el PPC recurre a un viejo conocido para una alianza electoral. La historia con Alianza para el Progreso se remonta a 19 años atrás. 

En el proceso electoral del 2001, el PPC cobijó a César Acuña Peralta -hoy líder máximo de APP y precandidato presidencial- como candidato en su lista congresal. Un año antes, Acuña había sido electo bajo el logo de Solidaridad Nacional, y logró la reelección con la alianza de Unidad Nacional. 

PPC y Acuña se volvieron a encontrar en el 2011, pero este último ya tenía su partido propio, Alianza para el Progreso. APP y PPC formaron parte de la denominada Alianza para el Gran Cambio que postuló a Pedro Pablo Kuczynski a la presidencia de la República. PPK no logró pasar a segunda vuelta, pero la alianza logró 12 escaños. 

De las 12 curules, siete eran pepecistas y dos appepistas. Ya en el Congreso la alianza se disolvió, y al final solo quedó una bancada denominada PPC-APP. Dicha alianza parlamentaria, en el 2015, postuló al appepista Luis Iberico a la presidencia del Congreso, una elección que ganaron con el respaldo del fujimorismo. 

Unos siete años después de la conformación de dicha alianza parlamentaria en el 2013 , las siglas se vuelven a unir, pero esta vez apuntando a la llegar a Palacio de Gobierno con César Acuña. 

Esta alianza electoral resulta clave para el PPC, dada la nueva normativa electoral. Si es que el PPC postulaba solo y no pasaba la valla -como en el 2020- perdía su inscripción; lo mismo sucedía si decidía no participar de la contienda. 

Incluso, de obtener escaños, el PPC deberá asegurarse de tener representación en el Congreso. La actual normativa indica que si uno de los partidos que conforma una alianza no obtiene escaños, también pierde la inscripción. Es decir, si esta norma se hubiera aplicado en el 2016, el PPC habría perdido la inscripción dando a los cinco congresistas elegidos de Alianza Popular fueron del Apra. 

El proceso electoral 2021 es clave para la continuidad del PPC. Como bien dijo su líder histórico en una entrevista a El Comercio, “el bicentenario es un hito para mirar hacia atrás e imaginar hacia adelante”.