Analistas consultados por El Comercio consideran que esta movilización mellaría el liderazgo del presidente Castillo, quien requiere de consensos y no “choques” en la calle. Congresista Jorge Coayla (Perú Libre) dijo que el acuerdo para la marcha se tomó hace poco más de una semana. La legisladora Kathy Ugarte (Perú Libre) señaló que la bancada no se ha reunido para tomar una decisión al respecto.

Fuente: El Comercio – Suscripción

Cerrón, líder de Perú Libre, convocó a una movilización para este jueves 26, día en que el pleno recibirá al gabinete ministerial para el voto de investidura. (Foto: Archivo Grupo El Comercio)

Vladimir Cerrón, secretario general de Perú Libre, convocó para este jueves 26 a una movilización en apoyo al gabinete del primer ministro, Guido Bellido, y contra “la imposición de una nueva hoja de ruta”. El mensaje dio cabida a las especulaciones. Esto debido a que, en los últimos días, el presidente Pedro Castillo estaría considerando realizar cambios en la composición del Gabinete.

Previamente, Cerrón escribió sobre un supuesto “sabotaje” contra Bellido. Uno de los nombres mencionados para su reemplazo fue el de Francisco Eguiguren, exministro de Justicia y Derechos Humanos durante el gobierno de Ollanta Humala.

Este jueves 26, el Consejo de Ministros —que sigue siendo presidido por Bellido— se presentará ante el pleno del Congreso para el voto de investidura. La confianza se logra con la mayoría simple [mitad más uno] de los congresistas presentes en la sesión. De lo contrario, se da paso a la crisis total del gabinete.

El congresista Jorge Coayla, de la bancada de Perú Libre y parte del bloque magisterial, dijo a El Comercio que la convocatoria para la marcha de este jueves no es reciente. La decisión fue tomada en reuniones del 14 y 15 de agosto, según el legislador.

“La semana pasada asistí a la reunión de las macroregiones, ese día hace ocho días se acordó que se iba a hacer esta movilización el día 26. No solo de las bases, sino de otras organizaciones. Hubo en Lima una reunión de las macroregiones y ese acuerdo hubo, en apoyo a la gobernabilidad y al presidente Castillo, dijo Coayla a este Diario.

Según el legislador, la movilización será en apoyo al jefe de Estado, la gobernabilidad, el cambio de la Constitución, y no solo en apoyo al primer ministro Bellido“[Es] en general, tanto al presidente como al gabinete”, añadió.

Una marcha que debilitaría el liderazgo de Castillo

Analistas consultados por El Comercio coinciden en que la movilización difundida por el sentenciado gobernador de Junín mellaría en el liderazgo del presidente Castillo.

La politóloga María Paula Távara comentó que “definitivamente” la marcha afectaría al jefe de Estado, pues en el discurso es recurrente que se diga que es él quien toma las decisiones del Gobierno, “pero luego Cerrón se encarga de marcar que él también tiene algún nivel de decisión”, consideró.

El analista político Rober Villalva recordó que, de acuerdo con recientes sondeos de opinión, la gestión de Castillo está debilitada —solo el 38% la aprueba, según la última encuesta El Comercio-Ipsos— y la de Vladimir Cerrón es negativa.

En ese escenario, Villalva considera que el camino de Castillo debe ser la concertación política. Pero no ello no estaría ocurriendo por el “choque en la calle” impulsado por Cerrón.

“[La derecha peruana] está sentando una posición desde la calle. La lectura de Cerrón, lo que está intentando hacer, es retomar la vieja práctica política de salir al choque en la calle. Esto no ayuda en la construcción de consensos”, agregó Villalva.

En tanto, Távara dijo que la anunciada movilización es un muestra “más explícita” de la lucha por el liderazgo del gobierno, y un esfuerzo del fundador de Perú Libre para presionar al presidente a tomar decisiones afines a él.

“A veces han parecido más cercanos [Castillo y Cerrón], pero cada vez que Cerrón ha sentido que eso ha podido romperse, ha lanzado un tuit o generado una entrevista para posicionarse. Es claro el esfuerzo por hacer público, que esa movilización le permita presionar al Ejecutivo y a Castillo para que tome decisiones cercanas a la posición de Perú Libre, o específicamente del ala más radical del partido”, expresó Távara.

Precisamente, Cerrón usó en los últimos días las redes sociales para manifestarse en contra de la nueva conducción que se ha tomado desde la Cancillería con la designación de Óscar Maúrtua como ministro de Relaciones Exteriores.

Villalva agregó que la movilización convocada por Cerrón no ayuda en la construcción de los consensos que Castillo necesita ahora. “Los peruanos estamos preocupados en cómo tener rentabilidad. Esta división de contraposición política lo que hace es generar más tensión. Cuanto más se agudiza generamos un terreno fértil para una convulsión social”, añadió.

Señaló que el jefe de Estado está en medio de tres frentes: hacer lo que quiere, lo que la gente quiere que haga y lo que tiene que hacer. “Hay una encrucijada entre lo que su partido quiere imponer, él [Castillo] tiene una agenda y hay una agenda pública. ¿A quién le hace caso? Su partido, con Cerrón a la cabeza, sabe eso, necesitan una provocación política para reclamarle: estás con nosotros o en contra de nosotros”, dijo.

¿Cerrón pierde fuerza o hay un ‘juego en pared’?

El último domingo, en medio de las especulaciones respecto al giro en el gabinete de ministros, Cerrón escribió que cualquier “disidencia” que pueda ocurrir en el gobierno es una “traición”.

¿Cerrón estaría presionando al gobierno o hay un ‘juego en pared’? La politóloga María Paula Távara apuntó que la segunda idea es poco probable, aunque no podría ser descartada; mientras que cierta “moderación” en el gabinete respondería a la lógica de gestión pública.

“Creo que han tomado decisiones en conjunto, pero ahí más que en las palabras deberíamos fijarnos en los hechos, que es el nombramiento de Óscar Maúrtua. Ese cambio sí tiene que haber sido poco cómodo de asumir para Perú Libre desde su radicalidad. Ahí podríamos estar viendo una mirada más ‘moderada’, de la lógica de gestión publica: una cosa es ser líder de un partido y otra ser presidente”, indicó.

Rober Villalva coincidió con Távara en que no se trataría de un ‘juego en pared’, sino de una “demostración de poder político”Cerrón está enviando un mensaje. Si logra aglutinar un buen número de simpatizantes, demostrará su poder político a Castillo y a la coalición de oposición”, además, “si Cerrón cree que tiene poca presencia, está intentando tenerla” con esta movilización.

La actuación de la bancada de Perú Libre

Cerca de las 10 de la noche del último lunes, los congresistas Bettsy Chávez y Guillermo Bermejo —ambos de la bancada oficialista— acudieron a Palacio de Gobierno para reunirse con Pedro Castillo. Luego de más de dos horas, el legislador Bermejo —del círculo cercano a Cerrón— escribió en su cuenta de Twitter que Castillo “no piensa traicionar a su pueblo”, y los cambios en el gabinete se harán cuando él lo decida.

El congresista anunció también la recolección de firmas para convocar a un referéndum y secundó la convocatoria de la marcha en respaldo al gabinete de Guido Bellido, actualmente investigado por el Ministerio Público por los presuntos delitos de terrorismo, apología al terrorismo y lavado de activos.

El legislador Jorge Coayla, del bloque magisterial, consideró que esta movilización no debilita el liderazgo del presidente Castillo“La convocatoria no viene solo de Cerrón ahora, sino desde días atrás”, añadió a este Diario.

Por su parte, la congresista Katy Ugarte -del mismo bloque magisterial de Perú Libre– dijo que no se han reunido como bancada para dialogar sobre la anunciada movilización. “No sé quienes la estarán convocando. Primero me voy a informar de los puntos [de la marcha], solo sé que era para dar soporte al gabinete”, dijo a El Comercio.

Sin embargo, anotó que apoyarán las decisiones que vaya a tomar el presidente Castillo. “Siempre voy a ir con la decisión del presidente, donde él tiene toda la autoridad y él decide. Como bancada vamos a darle el soporte y apoyo. Si tiene que hacer cambios y está en su visión hacerlos para tranquilidad del país, las vamos a apoyar”, precisó. Mencionó también que no comparte la posición de su colega Bermejo.

“Quien tiene que tomar la decisión es el presidente. Nadie es imprescindible. Si decide cambiar, es su decisión como presidente. Hay personas que pueden ocupar ese lugar, no podemos aferrarnos a un cargo”, incidió la congresista.

Este martes, el legislador Edgar Tello (Perú Libre) indicó también que la movilización convocada para este jueves no debilita al gobierno. “Por el contrario, lo fortalece porque ve que la población está con el gabinete, con el presidente […] Está a unos 20 días de gestión, lo que se pide es dejar trabajar al gobierno para que luego se puedan dar las evaluaciones”, dijo a RPP Noticias.

El Comercio intentó comunicarse con legisladores cercanos al fundador de Perú Libre, pero no respondieron nuestras llamadas.